Por nuestras preocupación por el bienestar animal y conformemente a la legislación europea desde el año 2013*, BYS garantiza no efectuar experimentos sobre animales y tampoco recurrir a otros proveedores que practican eso.

BYS protege la seguridad de los consumidores y condena los actos de crueldad o de maltrato sobre los animales.

*el 11 de marzo 2013, la Comisión Europea definitivamente prohibió las pruebas sobre los animales para los cosméticos vendidos en la Unión Europea.

Back to top